You have reached the website

Las especias aromáticas más refrescantes

¿Sabías que las especias aromáticas se utilizan desde hace siglos como remedio natural para equilibrar la temperatura corporal y curar trastornos y enfermedades?

En verano, además de verduras y frutas de temporada ricos en agua como la sandía y el pepino, podemos introducir en nuestra dieta una amplia variedad de especias aromáticas muy refrescantes.

Escrito por NESCAFÉ® Dolce Gusto®

especias aromáticas

Menta y hierbabuena, el toque exótico en tus platos

Aunque para muchas personas es la misma especia, son completamente diferentes tanto en sabor como en propiedades. Ambas crecen en suelos muy húmedos y no soportan las altas temperaturas. ¡Cuidado con ponerlas directamente al sol! Aunque es recomendable regarlas todos los días también se les puede instalar un sistema de drenaje.

Si eres amante del intenso sabor de la menta te recomendamos el Marrakesh Style Té, un té verde con raíces arábicas y propiedades refrescantes. Para comer, te sugerimos un estupendo cuscús con verduras aromatizado con un poco de hierbabuena fresca.

¡Estas dos especias son perfectas para cultivarlas en tu jardín o terraza con encanto!

Cilantro, la hierba aromática más polémica

Gracias a la influencia de la gastronomía latinoamericana y asiática, el cilantro se ha convertido en los últimos años en una hierba aromática fundamental en la cocina mediterránea.

Su sabor, tan característico, lo ha convertido en una especie aromática muy polémica. ¿Eres de los que detestan su sabor? ¡Aquí tenemos la explicación! El profesor Charles Wysocki, del Monell Chemical Sense Center de Filadelfia, asegura que su sabor depende de la percepción que hace nuestro cerebro de su gusto, olor y tacto. Si la respuesta es negativa nos parecerá que sabrá a jabón, si es positiva, el sabor será dulce y suave, parecido a la cáscara de naranja. ¿Alguna vez te ha pasado?

Si aún no lo has probado, ¿a qué esperas? Te recomendamos una estupenda ensalada de mozzarella con zumo de limón y cilantro.

Cúrcuma, el azafrán asiático

Cúrcuma

La cúrcuma dará a tus platos color y mucho sabor

Considerada una de las especias aromáticas más utilizadas del mundo, su nombre proviene de la palabra ‘kurkum’, que significa azafrán en árabe. Por este motivo, la cúrcuma es denominada ‘azafrán de raíz’ y es sustituida por éste en multitud de ocasiones. Su cultivo proviene principalmente de Polinesia y el sudeste asiático.

La cúrcuma, que se consigue del rizoma o raíz de la planta, tiene un sabor bastante intenso y picante, por lo que se recomienda utilizarla en pequeñas dosis. También forma parte de la combinación de ingredientes del curry.

La cúrcuma se suele utilizar principalmente en platos de sopas, arroz y carnes. ¡Añade un poco de cúrcuma a tus creaciones y comenzarás a notar la diferencia!

Albahaca, la reina de la dieta mediterránea

Albahaca

Prepara un plato típico de pasta con albahaca fresca…¡Delicioso!

La albahaca es una de las especias más fáciles para cultivar en casa, aunque deberás tener cuidado, ¡no soportan muy bien las bajas temperaturas! El mejor lugar será en un rincón cálido donde tenga mucha luz solar.

Una buena idea para comer pasta es preparar salsa pesto con albahaca fresca, parmesano, ajo, aceite de oliva y piñones. ¡Mézclalo todo y disfruta de un plato 100% italiano! Si te apasiona el país de la pizza, el panettone y el tiramisú, remata tu comida con un buen Cappuccino Ice, la mejor opción para los días calurosos.

Cardamomo, un lujo muy cotizado

Junto a la vainilla y el azafrán, es una de las especias más caras del mundo. Tiene un sabor intenso y afrutado, lo que lo convierte en una combinación perfecta para multitud de platos diferentes, tanto en semillas como molido.

En algunos países de Oriente Medio muelen el cardamomo junto al café, proporcionándole un sabor muy característico. Aquí, en Europa, podrás encontrarlo en muchos postres y en el Chai Tea Latte, una combinación de té negro, leche y especias como canela, jengibre, cardamomo y clavo. ¡No te arrepentirás!

Jengibre, el complemento perfecto para tus postres

Jengibre

El jengibre aporta un toque picante a tus comidas o bebidas

El jengibre fresco tiene un efecto refrescante durante su digestión. Al igual que el cardamomo, del jengibre se consume su raíz, que tiene un sabor picante y aromático. Se utiliza mucho en postres como galletas o bizcochos y como complemento al té. Una buena forma de disfrutar del jengibre es a través de la variedad Citrus Honey Black Tea, una combinación de té negro, jengibre, jugo de cítricos y miel.

Y tú, ¿tienes una especia preferida o una receta de verano con alguna de las especias que hemos comentado? ¡Compártela en nuestras en nuestras redes!