You have reached the website

Un viaje a Italia, el país del Espresso

Hoy cogemos las maletas y nos vamos de viaje a la bella Italia, el país de las pizzas, la pasta y sobre todo del café. Y es que los italianos han exportado no solo el Espresso, sino muchas formas de tomar el café en todo el mundo. Nos gusta aprender de los mejores, y para eso hay que viajar a Italia. ¿Te apuntas?

Escrito por NESCAFÉ® Dolce Gusto®

italia-destacada

Espresso, explosión de sabor en un pequeño sorbo

Tres tipos de Espresso

Tres tipos de Espresso. ¿Con cuál te quedas?

Imagínate paseando por las antiguas calles de Roma después de haber comido una auténtica pizza. Seguro que en ese momento te apetece un buen café. Si eres de los que prefieren el café solo, fuerte y corto, el Espresso va a ser tu elección. ¿Sabes cómo lo hacen en Italia?

  • El Espresso es un café solo, hecho con poca agua.
  • Se sirve en una taza pequeña de porcelana.
  • Se trata de un café de sabor fuerte, no apto para todos los paladares.
  • Se puede tomar con o sin azúcar. En algunos lugares incluso te lo sirven con el azúcar y ya removido.
  • Los italianos prefieren el Espresso para después de comer.
  • Acostumbran a pedirlo en la barra y bebérselo de pie. Entran en el bar, piden un ‘bello espresso’, se lo toman de un trago y siguen su camino.
  • Si quieres un café doble tienes que pedir un Doppio.
  • Y el café con hielo no existe, en Italia puedes encontrar granizados de café pero no con hielo.

Dentro de la familia de los Espresso puedes encontrar distintas variedades como el Ristretto o el Intenso. Descubre cual te gusta más entre nuestras variedades.

Los italianos fueron los inventores del café Espresso. Si quieres saber más sobre la historia de este tipo de café, lee el post Las cafeteras del pasado y del futuro y toma nota.

Otros cafés made in Italy

Cappuccino y cruasán, el desayuno de los italianos

Cappuccino y cruasán, el desayuno perfecto de los italianos

Si nos despertamos en Italia lo mejor es pedir un Cappuccino y un cornetto (cruasán) para desayunar. Los italianos no solo han inventado el Espresso hay muchas de las maneras de tomar café que nacieron en cafeterías o casas italianas.  Aquí tienes algunas de sus variedades más conocidas.

  • Macchiato. El ‘manchado’ italiano consiste en un Espresso con poca leche. Se sirve en taza mediana y es parecido a nuestros cortados.
  • Cappuccino. Se trata de un Espresso con leche caliente servida en forma de espuma, y a veces con cacao en polvo por encima. El Cappuccino es una de las variedades italianas más conocidas.
  • Caffé Latte. Parecido al Cappuccino pero sin espuma, lo que nosotros llamamos un café con leche. En según qué ciudades italianas puedes llegar a pagar 8€ por un caffé latte. Si estás en la Plaza San Marco de Venecia y te apetece uno, pregunta primero el precio si no quieres llevarte alguna sorpresa.
  • Mocaccino o Mocha. Para los paladares más dulces existe el café con leche en espuma y chocolate caliente.
  • Affogato: Es una mezcla de lo más refrescante que incluye una bola de helado y café. ¡Delicioso!  Puedes probar de hacerlo en casa siguiendo nuestra receta.

El café sospeso o pendiente, la taza más solidaria

Esta práctica solidaria consiste en dejar uno o varios cafés pagados en una cafetería para aquellas personas que no pueden pagárselos. Esta iniciativa nació en Nápoles en el 2008 y gracias a su aceptación se ha ido extendiendo por muchos países. En España ya hay varios bares y cafeterías que la siguen. Si quieres conocer más sobre esta tendencia consulta este artículo.

Si todavía no has visitado Italia te lo recomendamos, y más si eres amante del café. Pasea por calles y conoce la historia que se esconde tras cada rincón de este país tan encantador. Si te animas  a viajar no te olvides de entrar en alguna de sus cafeterías y saborear un buen o bello café como dicen los italianos. Y cuéntanos: ¿con qué café italiano te quedas?