You have reached the website

10 maneras de darle una segunda vida a tu café

¿Sabías que puedes darle un montón de usos a los restos de tu café? Descubre cómo hacer abono, ambientadores, limpiadores o incluso repelentes naturales con tus cápsulas Nescafé Dolce Gusto usadas. ¿Estás listo para seguir estos trucos eco-friendly?

Escrito por NESCAFÉ® Dolce Gusto®

Una segunda vida al poso del café

1. Abona tus plantas

Realizar abono con los posos de café es la elección estrella a la hora de darle una segunda vida a este tipo de residuos. Su popularidad se debe a que es rico en nutrientes que mejoran el sustrato y por tanto mantienen la salud de las plantas. ¡No dudes en vaciar los restos de café molido en las macetas de tu terraza o jardín!

Abona tus plantas con el poso del café

2. Prepara velas aromáticas

El aroma especiado y estimulante del café lo convierte en el aromatizador de ambientes perfecto. Ya en un post anterior te explicamos cómo crear tu propio ambientador casero con aroma a café, y en esta ocasión te proponemos otra forma original de ambientar tu hogar con café. ¿Qué te parece la idea de convertir los restos de tu café en una vela aromática para decorar? En el siguiente tutorial encontrarás una manera muy fácil de hacerla.

3. Neutraliza malos olores

¿Quieres un truco para mantener tu nevera libre de malos olores? Coloca los posos de tu café ya secos en un cuenco cerca de los alimentos problemáticos, como pueden ser quesos, pescado o cebolla; el aroma que liberen los posos neutralizará cualquier hedor de manera natural. Además, puedes utilizar este mismo tip en la despensa ¡se mantendrá como nueva!

Neutraliza los malos olores con el poso del café

4. ¡También en tus manos!

Si lo que quieres es deshacerte del mal olor que dejan en tus manos alimentos como el ajo o la cebolla, lo que tienes que hacer es frotarlas con los posos de tu cápsula NESCAFÉ® Dolce Gusto®. El aroma a café y su suave efecto exfoliante las dejará sin ningún rastro.

5. Limpia tus ollas y sartenes

Los posos del café pueden ayudarte a desengrasar ollas y sartenes con mayor facilidad que limpiándolas solo con tu detergente habitual. Frota los utensilios con ambos productos y verás cómo la suciedad desaparece con más facilidad.

6. Mejora el aspecto de tus muebles

Si tienes muebles de madera que hayan sufrido arañazos ¡no temas! Mezcla los posos de café con aceite de lino y aplícalo en los muebles que lo necesiten. Retira el excedente sin rascar y repite habitualmente para mantener su color natural. ¡Una forma fácil y sencilla de recuperar la belleza de tus muebles!

mejora los arañazos con los posos del café

7. Realiza un repelente natural para insectos

El olor a café ahuyenta a los insectos y especialmente a las hormigas. Échalo en las zonas que deseas proteger y asegúrate de que no se acerquen. ¡También funciona con los gatos!

8. Crea un efecto vintage en telas o papeles

¿Recuerdas cuando jugabas a hacer pergaminos envejecidos con café? Rememora esta técnica preparando tarjetas, papel de regalo o cartas o, si lo prefieres, prueba tiñendo tus telas con este colorante natural. ¡Atrévete a personalizar tus creaciones al más puro estilo vintage!

Efecto vintage con el poso del café

9. Aromatiza tus mejores platos

Aprovecha los posos de tu café para darle chispa a tus platos y disfruta del toque tostado y aromático que les aportará. Perfecto para marinar carnes, aromatizar guisos y platos de cuchara y enriquecer tus postres y pasteles.

10. Recicla también tus cápsulas

No sólo puedes darle una segunda vida a los posos de tu café, sino que también puedes dársela a tus cápsulas. Visita nuestra sección Manualidades - DIY y sorpréndete con todo lo que puedes hacer con ellas: juegos de mesa, minimacetas, imanes para la nevera, lámparas… ¡diviértete y recicla!

Y si te has quedado con ganas de saber qué hacemos nosotros con las cápsulas usadas, no dudes en visitar nuestra sección de sostenibilidad para conocer más sobre nuestro plan de reciclaje integral. Entre todos ¡mejoramos el planeta!