You have reached the website

¿Cuál es la diferencia entre la teína y la cafeína?

En la teoría, la teína y la cafeína son exactamente la misma sustancia, de hecho, su composición molecular es la misma. Pero, ¿es igual tomar un té que un café? Te contamos sus diferencias y por qué los efectos de la cafeína varían según la bebida y su presentación. ¡Toma nota!

Escrito por NESCAFÉ® Dolce Gusto®

Diferencia teína y cafeína

¿Qué es la cafeína?

La cafeína es una sustancia psicoactiva que actúa como estimulante del sistema nervioso central aumentando la sensación de energía y alerta. Está presente de manera natural en las hojas de té y yerba mate y en los frutos del guaraná, el cacao y el café, entre otros. También se añade cafeína, de manera artificial, a ciertos medicamentos, complementos alimenticios y alimentos procesados.

Definir con precisión la cantidad de cafeína que contiene un alimento o bebida es complicado debido, principalmente, a que hay muchos factores que influyen en su concentración: el origen, variedad y tratamiento de las materias primas, el tipo de elaboración, la ración consumida, etc. Sin embargo, podemos decir que, por norma general, un café espresso y un té negro, se encuentran entre los que mayor cantidad de cafeína contienen. Pero, ¿qué diferencia a la teína de la cafeína?

Qué es la cafeína

Teína vs. Cafeína: ¿son o no son la misma sustancia?

Aunque popularmente hablemos de teína y cafeína, a nivel molecular son la misma sustancia y la diferenciación de nombre se debe a la bebida que las contiene: de café, cafeína, y de té, teína. Aun así, actúan de forma diferente. De hecho, se dice que el café excita mientras que la teína estimula. Pero, ¿por qué?

Por un lado, por su concentración, ya que un té suele tener una concentración más baja de teína que el café de cafeína, yendo de mayor a menor del té negro, perfecto para disfrutar con leche como el Chai Tea Latte, al té verde, como el Marrakesh Style Tea, ideal para tomar tanto frío como caliente.

Y por otro, por la velocidad de absorción dado que la teína se absorbe más lentamente que la cafeína, provocando un efecto menos inmediato.

Esto es así porque la cafeína presente en el café está libre, es decir, no está unida a ninguna otra sustancia. De esta forma, en menos de 5 minutos, está en nuestro torrente sanguíneo ¡lista para bloquear nuestro cansancio!

Sin embargo, en el té, la teína está rodeada de minerales, como el magnesio o el calcio, y de polifenoles, responsables de otorgarle al té sus propiedades antioxidantes, lo que ralentiza su absorción. De hecho, tarda unas 6 horas en ser absorbida por nuestro organismo lo que hace que cuando llegue al cerebro el efecto sea estimulante y no excitante como sucede con la cafeína presente en el café.

Teína vs. cafeína

Si llegados a este punto lo que buscas no es el efecto estimulante y energizante de la teína o la cafeína, si no disfrutar de todo el sabor del café, ¡no te preocupes! Existen numerosas alternativas “sin” ¡perfectas para ti! Sigue leyendo…

Descafeinados y sin cafeína: ¿cómo diferenciarlos?

Existen bebidas que, debido a su composición natural, no contienen cafeína. En este grupo encontramos, por ejemplo, algunas infusiones, como el té de rooibos, aguas saborizadas o zumos naturales y smoothies.

Por otro lado, están aquellas que normalmente contienen cafeína pero que disponen de versiones descafeinadas que mantienen intacto su sabor. En ese grupo encontramos algunas variedades de café, que han pasado por procesos que consiguen reducir al mínimo la cafeína, aunque no eliminarla completamente.

Entre nuestras variedades de café descafeinado encontrarás:

  • Versiones cortas con las que podrás saborear todas las notas del café sin distracciones, como el Espresso Descafeinado y el Espresso Intenso Descafeinado.
  • Versiones de café largo para los amantes del café en taza grande, como el Lungo Descafeinado.
  • Y versiones con leche para los que prefieren disfrutar del café junto con toda la cremosidad de la leche, como el Café con Leche Descafeinado y Café Cortado Descafeinado.
Cafés sin cafeína

Así que, ya sabes, no es necesario prescindir del café para reducir la cantidad de cafeína en tu dieta. Y si quieres saber más sobre consumo de café saludable, no te pierdas nuestro post sobre ¿cuántos cafés al día es recomendable tomar?. Descubrirás algunos consejos que te permitirán disfrutar del sabor del café de la manera más sana y ¡sin tener que renunciar a esta deliciosa bebida!