You have reached the website

¿Café solo o con leche? ¿Café arábica o robusta? Te ayudamos a encontrar tu variedad ideal

Descubre la mejor manera de disfrutar de estas variedades de café: solo, helado, largo, latte, mocha, freddo, cappuccino... Existen tantos tipos de cafés como personas y aunque creas que ya los conoces todos, ¡estas variedades y recetas te sorprenderán!

variedades de cafe solo

La pregunta esencial: ¿prefieres el café solo o con leche?

Aunque seguramente hayas probado ambos cafés en algún momento de tu vida, lo más probable es que tengas claro cuál es tu favorito. El café solo te permite disfrutar del sabor en su forma más primaria, saboreando todos sus matices sin ninguna distracción. Sin embargo, acompañarlo con leche te aportará una espumosa crema que casa a la perfección con los matices más amargos de esta bebida.

cafe solo o con leche

Si lo prefieres solo tienes varias opciones: el Espresso, rey de los cafés cortos, con su inconfundible aroma; su versión más concentrada e intensa, el Ristretto, o una versión más original en forma de café largo helado o freddo, muy popular en Grecia, de la que puedes disfrutar también con leche.

En el caso de que prefieras el café con leche, las posibilidades también son muchas: versiones más suaves como el café latte o más fuertes como nuestro Cappuccino Intenso te alegrarán el día. Y no olvides lo preciosas que quedan las capas de café, crema y espuma dentro de la taza, quizás tenerlo en cuenta decante tu elección.

¿Eres más de café arábica o de café robusta?

Los tipos de café varían según la especie de la que proviene su grano, siendo las más habituales la arábica y la robusta, que poseen características específicas que las diferencian y hacen populares.

café arábica o robusta

El café robusta tiene casi el doble de cafeína que el café arábica, lo que hace que sea más amargo. Puedes comprobarlo tú mismo saboreando uno de nuestros cafés con leche.

Por su parte, el café arábica es más aromático,tiene un sabor más suave y es más fácil de digerir. Su cultivo, además, es más costoso porque requiere de una mayor altitud y su cuidado es más delicado. Si te apetece saber más sobre el cultivo de café, no te pierdas nuestro post sobre los secretos de la plantación de café. Mientras lo lees, ¡prepárate uno de nuestros café largos Grande Intenso o Lungo y saborea la pureza del café 100% arábica!

A pesar de sus diferencias, es muy común consumir una mezcla de ambas variedades de café para aprovechar las virtudes de cada una: su sabor, su cuerpo y su cantidad de cafeína se equilibran y dan los mejores resultados, como sucede con nuestro cortado. Y es que la unión, ¡hace la fuerza!

Combinaciones ganadoras ¿chocolate o caramelo?

El clásico binomio café y chocolate no puede faltar si hablamos de complementos para el café. Hemos visto el chocolate en tantos postres y recetas, que nos resulta tan natural consumirlo solo como con café. En su versión bebida enseguida nos viene a la mente el café Mocha, una perfecta combinación entre el amargor y la intensidad del café y la dulzura del chocolate. Aunque también puedes optar por maridar una variedad especialmente intensa, como el Espresso Intenso, con un pastel de chocolate. Lo que está claro es que el café y el chocolate ¡nunca defraudan!

café con chocolate

El caramelo también es un ingrediente ganador, sus matices tostados encajan perfectamente con el aroma a café dando paso a combinaciones tan deliciosas como nuestro café Latte Macchiato Caramel: intenso café espresso y espumosa leche, con un delicioso toque de sabor a caramelo.

La presentación también importa: ¿recetas clásicas o sorprendentes?

La manera en que presentamos un café también condiciona nuestra manera de disfrutarlo, porque está claro que la comida también entra por la vista.

En este aspecto el helado es uno de los acompañantes más clásicos de un buen café. El affogato, espresso caliente que se vierte por encima de una bola de helado, habitualmente de vainilla, es una de las variantes más conocidas.

Sin embargo, si prefieres una opción más original y vistosa, prueba esta receta de Cappuccino Matcha. Una combinación de café, té matcha y chocolate blanco, ¡tan sorprendente y deliciosa como parece!

Sea cual sea tu preferencia, el café tiene el sabor indicado para ti. Corto, largo, solo, con leche, frío o caliente, hay tantos tipos de café que ¡es imposible que no encuentres el tuyo!