You have reached the website

Café Americano o Lungo: ¿con cuál te quedas?

Hacemos un repaso por las características de dos de nuestros cafés largos por excelencia: el café Americano y el Lungo. ¿De dónde proceden? ¿Cuál es la mejor forma de prepararlos? ¿En qué momento del día es mejor tomarlos? ¡Qué empiece la cata!

Escrito por NESCAFÉ® Dolce Gusto®

café Americano dolce gusto

El auténtico sabor a café es made in Italy

El café Lungo -café largo en español- debe su nombre al país que le dio vida: Italia. Se trata de una de las variedades más suaves del espresso italiano, quizás el café más famoso, y también más sencillo, de todo el mundo.

tomar café

Por su parte, el café Americano es uno de los cafés más populares en Norteamérica, aunque su origen se remonta, una vez más, a Italia. Durante la Segunda Guerra Mundial, los baristas italianos añadían más agua al clásico espresso para imitar el sabor del café de filtro – que era el que se tomaba en Estados Unidos- y hacer sentir a los soldados americanos como si estuvieran en casa, de ahí su nombre.

Notas de cata: ligereza vs cuerpo

Si eres un entusiasta del buen café y te gustan las cosas sencillas y los sabores redondos, sabrás que cualquier momento del día es perfecto para degustar un café de cuerpo ligero como el de nuestras cápsulas de café Lungo.

café dolce gusto

Su perfil equilibrado de suaves y redondeadas notas de cereal malteado, despertarán tus sentidos dejándote un marcado regusto a café tostado y a grosella negra en el paladar. ¿Se te ocurre mejor forma de tomarte un respiro?

Por el contrario, si eres un amante del café en taza grande, con nuestras cápsulas de café Americano podrás deleitarte con un café largo en tamaño y sabor.

El café Americano es una de las variedades de café largo más suaves, un elegante café de tueste ligero y aromático con una sorprendente variedad de matices afrutados. Sin ninguna duda, ¡una forma deliciosa de empezar el día!

¿En qué se diferencia un café Americano de uno Lungo?

Tanto al café Americano como al Lungo se le añade una mayor cantidad de agua para rebajar su intensidad y convertirse en cafés largos. Aun así, el café Lungo conserva unas notas amargas que no encontramos en el café Americano. Pero, ¿a qué se debe ese amargor que los diferencia?

café Americano vs café lungo dolce gusto

A la hora de preparar un café Lungo se deja que el agua caliente adicional pase a través del café molido, en este caso a través de la cápsula, lo que le aporta una mayor amargura al café. Cuanta más agua pase a través de los granos de café, más amargo será su sabor, a diferencia de lo que sucede con el café Americano al que se le añade un extra de agua caliente una vez está preparado.

El maridaje perfecto para un café Americano o un café Lungo

El verdadero italiano se toma su espresso a lo largo del día, pocas veces a primera hora. Además, la mayoría lo toman sin azúcar y acompañado de un vaso de agua. Aun así, si eres un poco goloso o de los que aprovecha el postre para tomarse un café, te gustará saber que los postres cítricos y el chocolate combinan a la perfección con espressos de carácter suave y notas amargas como el café Lungo.

café y chocolate

En el caso del café Americano, su suavidad y sus matices frutales piden un sabor más dulce, por lo que combina a la perfección con postres marcados por el dulzor de la crema o el chocolate y las frutas poco ácidas. Puede que encuentres el mejor compañero para tu café Americano en nuestro post de Recetas llenas de felicidad: postres de chocolate.

Ahora que ya conoces a nuestras dos variedades estrella de café largo, ¿con cuál de ellas te quedas? ¡Nos encantaría que nos lo explicaras!