You have reached the website

Los posos de café: un abono perfecto para tus plantas

¿Sabías que una persona genera una media de un kilo y medio de basura al día? ¿Y que de esa basura se puede reciclar hasta un 40%? Si te gusta el café tanto como el medio ambiente y quieres ayudar a reciclar y reaprovechar todo lo que no utilizas, sigue leyendo. Hoy te mostraremos cómo realizar abono con los posos de tus cafés.

Escrito por NESCAFÉ® Dolce Gusto®

posos de café

Si en post anteriores te enseñamos a crear una terraza con encanto y a hacer mini macetas con cápsulas de café, hoy te mostraremos una técnica de reciclaje natural, fácil y sencilla con la que tendrás a punto todas esas plantas mientras cuidas el medio ambiente. Tenemos la terraza, las plantas y ahora vamos a por el abono. ¡Manos a la obra!

Nota importante: Para hacer el abono es necesario que guardes todas tus cápsulas. ¡No te olvides de ninguna! Una solución es almacenarlas dentro de un bote de estilo vintage. ¡Recicla y dale un toque cool a tu cocina!

Materiales:

  • Posos de café
  • Un cuchillo y una cucharilla
  • Un bote de cristal
  • Restos de productos orgánicos (fruta, verdura, ramas, hojas, flores, serrín de madera natural, cáscaras de huevo trituradas, pequeños trozos de cartón, etc).
  • Un contenedor o caja de madera o plástico donde poder realizar el compost
  • Una pala pequeña

 

Primer paso: Abre las cápsulas y saca los posos del café

Para realizar este abono natural lo primero que debes hacer es abrir las cápsulas para extraer los posos de café. Con un cuchillo y con cuidado, ábrelas una a una. Con la ayuda de una cucharilla, saca los posos de café y échalos en un recipiente aparte.

Segundo paso: Mezcla los posos de café con restos orgánicos

posos de café para crear abono

Contar con otros restos de comida es fundamental para realizar un buen abono, ya que sólo con los posos de café no es suficiente. Puedes utilizar la piel de las frutas y verduras, cáscaras de huevo trituradas, cartón… ¡Recuerda que todo lo que utilices debe ser biodegradable!

Tercer paso: Echa la mezcla en el compostador y asegúrate de que entra aire y sol

posos de café en el compostador

Imagen vía: Compo0 – Treball propi, GFDL

Una vez tengamos la mezcla hecha, debemos guardarla en el compostador, una caja de madera o plástico que permite crear el abono protegiéndolo de las inclemencias del clima y que evita los malos olores. Para lograr un buen abono es importante que le entre aire y sol. Para ello, lo recomendable es removerlo cada dos o tres días o perforar el cajón. Después de unas seis u ocho semanas tendremos nuestro abono listo. Es el momento de utilizarlo en todas aquellas plantas que tenemos y en las nuevas que lleguen a casa.

¿Te atreves a reciclar las cápsulas y los posos del café para hacer un bonito huerto o jardín en casa? ¡Si es así, no dudes en mandarnos tu foto y contarnos tu experiencia!