You have reached the website

DIY: bote para cápsulas. Crea una pieza única para acompañar a tu cafetera

Nos hemos puesto manos a la obra y hoy en el blog queremos mostrarte el paso a paso para reciclar un bote para almacenar las cápsulas. Tanto si utilizas una única variedad, cómo si eres de los que toman distintos cafés o tés según la hora del día, este bote para cápsulas te va a venir muy bien para tenerlas a mano y dar un toque de color a tu cocina.

Escrito por NESCAFÉ® Dolce Gusto®

final2

Los materiales

Para hacer nuestro particular bote para cápsulas vamos a necesitar:

  • Una lata vacía
  • Pintura en spray en dos colores
  • Cuerda
  • Cartulina
  • Tijeras y cúter
  • Guantes y papel de periódico
Los materiales para tu bote de cápsulas

Paso uno: pintar

Lo primero va a ser empezar con la pintura que hemos elegido para cubrir toda la lata, en nuestro caso hemos apostado por un vistoso color rojo. Dependiendo del bote que tengamos, daremos más o menos capas para cubrir por completo la lata.

Pinta el bote para cápsulas

Paso dos: dibujar

Hay que dibujar una forma que nos sirva de plantilla para decorar el bote para cápsulas. Las estrellas son relativamente fáciles de hacer y siempre quedan bien. Si no eres un maestro en el arte del dibujo, te aconsejamos que busques por Google una forma que te guste y la imprimas.

Dibuja la decoración de tu bote para cápsulas

Paso tres: cortar y pegar

Una vez tengas la forma que quieres pintar, corta los dibujos en la cartulina o folio. Usa un cúter para que te quede perfecto, sobre todo si has elegido un elemento de líneas rectas. Luego pega la plantilla a la lata, y asegúrate de que proteges las partes que no quieres pintar con el segundo color.

El molde para tu bote para cápsulas

Paso cuatro: colorear

Con la plantilla bien pegada, y sobre todo con la lata bien seca de la primera capa de pintura, nos toca mancharnos otra vez. Coge el segundo color y pinta las formas que hayas recortado por dentro. Si quieres que te quede una forma perfecta recuerda pegar bien la plantilla, o aguantarla con la otra mano. Nosotros hemos elegido la combinación de rojo y blanco. Para que los colores queden bien definidos se necesitarán varias capas del segundo color.

Y vuelve a pintar el bote para cápsulas

No pintes todas las formas a la vez o puede que la pintura no quede bien fijada. Pinta una a una la forma elegida, deja secar y valora si necesitan más capas de pintura.

Paso cinco: la tapa

El proceso que viene a continuación es bastante sencillo. Necesitas hacer un agujero a la tapa con el diámetro aproximado de la cuerda. Cuanto más pequeño te quede el agujero mejor. Utiliza un cúter; te será más fácil que con unas tijeras.

La tapa del bote para cápsulas

Pasamos la cuerda por el agujero y hacemos un nudo en el extremo.

La tapa del bote para cápsulas

Este es el resultado final de nuestra tapa. Si te apetece también puedes pintarla con el segundo color elegido.

La tapa del bote para cápsulas

Resultado final

¡Aquí lo tienes! Así nos ha quedado a nosotros, ¿qué te parece? Si tienes algún bote reciclado o te animas a hacer uno con nuestro paso a paso, sube una foto en nuestro Twitter  con el hashtag #CreativeXMAS, y participa en el sorteo de una cafetera Stelia negra (del 2 al 8 de diciembre).

Así queda el bote para cápsulas