You have reached the website

Ideas fáciles para desayunar y comer en la oficina

Si te toca desayunar y comer en la oficina, sabrás que febrero es el mes del tupper por excelencia: después de las Navidades y las rebajas el bolsillo está más resentido que nunca. Pero los desayunos en la oficina no tienen por qué ser aburridos, ni las comidas de tupper menos sanas o sabrosas. Aquí te dejamos unos consejos básicos para sobrevivir con nota al mes del ahorro.

Escrito por NESCAFÉ® Dolce Gusto®

Desayunar y comer en la oficina

Desayunos con Gusto… ¡también en la oficina!

¡Hay vida más allá del bocadillo! Los sándwiches de jamón están bien, pero está mejor ir variando el repertorio de las mañanas. ¿Qué tal unas tostadas, una pieza de fruta y un delicioso café? ¿O un desayuno a base de tostadas con queso y nueces? Son desayunos igualmente fáciles de preparar, más saludables, equilibrados y, sobre todo, más originales.

¿Buscas ideas? ¡Vuelve a leer nuestro post sobre el desayuno perfecto, en el que encontrarás recetas sanas y sencillas para que los desayunos sean un placer!

Y para acompañarlo, si estás acostumbrado al delicioso sabor de las variedades NESCAFÉ® Dolce Gusto® en casa, ¡no sufras! Recientemente hemos inaugurado un nuevo servicio para empresas con dos planes de suscripción en función del negocio: máquina gratis si no tienes y envío periódico de las cápsulas y con un 10% de descuento para que no tengas que preocuparte por recibir tu dosis mensual de café. Y es un servicio apto para los que no son cafeteros también: ¿Has probado nuestras cápsulas de té o de chocolate?

NESCAFÉ® Dolce Gusto® para empresas

¿Conoces NESCAFÉ® Dolce Gusto® para empresas?

Planifica, observa, comparte

Antes de nada, encuentra un tupper de tamaño adecuado y su correspondiente tapa. ¿Existe alguna forma de tener el armario de los tuppers mínimamente ordenado? ¿Algún método infalible para no perder ninguna tapa?

No lo sabemos a ciencia cierta. Quizás el secreto es tener paciencia y asumir que lo de las tapas de tupper es similar a los calcetines y la lavadora: un misterio cotidiano aún por resolver.

Una vez hemos encontrado el tupper y su tapa, ¿con qué lo llenamos? Hay 3 reglas básicas:

Planificar: el domingo por la tarde es un buen día para pensar qué comerás de lunes a viernes. Haz la lista y, si puedes, empieza a cocinar ya lo que puedas. La planificación de las comidas de la semana es clave, no solo para comer más equilibrado, sino también para evitarte problemas de última hora.

Observar: es bastante frecuente que acabes aburriéndote de tus propias recetas, por falta de variedad. Una posible solución es fijarte en lo que comen tus compañeros de trabajo y copiarles de vez en cuando.

Compartir: la mejor solución contra el aburrimiento es compartir las labores culinarias con otros compañeros. Cada día cocina uno y ganáis todos: ahorráis trabajo (es prácticamente lo mismo cocinar para uno que para dos o tres) y os dejáis sorprender por las delicias que os prepare el chef del día.

Comer con compañeros

¿No es bonito compartirlo todo con los compañeros? (Imagen © 2015 CBS Broadcasting, Inc. Fuente: IMDB)

5 consejos básicos para la hora de comer

1. Olvídate del móvil, del ordenador, de hablar de trabajo o incluso de pensar en trabajo. Es tu rato para desconectar con los compañeros… ¡disfrútalo!

2. Tómate el microondas con humor: si hay cola para calentar la comida, aprovecha para charlar con los que estén esperando contigo.

3. Si traes ensalada, verdura o similares, no lo aliñes en casa ya que se reblandecerá. Añádele el aceite, la sal o lo que te apetezca justo antes de empezar a comer.

4. Si puedes, vuelca la comida de tu tupper en un plato. Es mucho más agradable comer en plato que en un recipiente de plástico, ¿no crees?

5. Una buena comida, aunque sea de tupper, termina mejor con un delicioso café o té NESCAFÉ® Dolce Gusto®. ¿Ya tenéis máquina de café en la oficina?