You have reached the website

El desayuno perfecto

El desayuno es la primera comida del día y debería ser la más importante, según los expertos. Lo cierto es que entre semana es difícil tener mucho tiempo para desayunar con tranquilidad. Pero el fin de semana no tienes excusa para prepararte un desayuno perfecto y empezar el día con tu cuerpo al 100%.

Escrito por NESCAFÉ® Dolce Gusto®

desayuno-perfecto

En función de la cultura se da más o menos importancia a los alimentos que deben incluirse en el desayuno. En Japón suelen comer arroz, y dos platos como una sopa o pescado. Si te vas de vacaciones a Egipto te encontrarás pan de pita con huevos fritos, hummus, falafel y zumo de limón al despertarte.

Nosotros formamos parte del conocido desayuno continental que incluye los siguientes alimentos:

1. Hidratos de carbono
Para satisfacer el 60% de hidratos de carbono que incluye un desayuno perfecto podemos comer unas tostadas de pan, cereales o unas galletas para acompañar el café.

2. Proteínas
Los lácteos como el queso, la leche o un yogur nos aportan el 15% de proteínas necesarias. Otra opción es comerse un huevo por la mañana, y no siempre tiene que ser frito: podemos innovar y hacer unos huevos Benedict. El día se presenta mejor cuando has desayunado este plato, y si vas de viaje no dudes en pedirlo en el hotel: ¡te encantará!

3. Grasas
Aunque no lo parezca, son necesarias para aguantar todo el día con energía. En el desayuno perfecto estas grasas vienen del aceite de oliva de las tostadas o pan con tomate; de la mantequilla o la mermelada si somos más dulces.

4. Calorías
Aquí entran las frutas, que nos aportan calorías saludables y son esenciales en cualquier dieta. Un clásico es desayunar con un zumo de naranja, pero añade otra pieza de fruta para cumplir con las 5 piezas que hay que tomar al día.

Te proponemos algunos ejemplos:

Desayuno perfecto 1

Desayuno 1
1 Kiwi
2 tostadas con mantequilla y mermelada ligeras.
1 zumo de naranja
1 Café con leche o un yogur

Desayuno perfecto 2

Desayuno 2
2 tostadas de pan integral con tomate untado y aceite de oliva.
1 zumo de naranja (que lleve al menos dos piezas)
1 vaso de leche con café o cualquier variedad láctea.
1 naranja y 3 nueces

Desayuno perfecto 3

Desayuno 3
1 Tazón de cereales integrales con leche desnatada
1 manzana
1 té verde

Desayuno perfecto 4

Desayuno 4
2 biscotes integrales con queso fresco o untados de mantequilla y mermelada ligeras
1 yogurt con un puñado de frutos secos o unas frutas del bosque
1 té verde
1 manzana

Ahora que ya tienes los ingredientes para el desayuno perfecto, te toca a ti hacer el resto. Si compartes tus mañanas, sorprende a tu pareja con un maravilloso desayuno en la cama, ¡seguro que triunfas!