You have reached the website

Agua y café: una pareja inseparable

¿Sabes que el agua que eliges para preparar tu café influye directamente en su sabor? ¿Te has preguntado alguna vez por qué en muchas cafeterías el café se acompaña con un vaso de agua? El 90% de una taza de café es agua, por lo que la relación entre el agua y el café es innegable. No solo potencia el sabor de cualquier café, sino que la calidad del agua que utilices al prepararlo te ayudará a alargar la vida de tu cafetera. ¡Descubre la importancia del agua para disfrutar de un buen café con NESCAFÉ® Dolce Gusto®!

Escrito por NESCAFÉ® Dolce Gusto®

Agua y café

La importancia del agua en el café, la gran olvidada

Son muchos los factores que le aportan al café su inconfundible sabor: el grano, la intensidad, la forma de prepararlo… y, como no, el agua.

La relación entre agua y café es clave, y escoger el agua correcta será muy importante para poder determinar la calidad final de nuestra taza. No es para menos pues, si tomamos como ejemplo un café Espresso, hasta el 98% de lo que bebes es agua así que más vale que sea de calidad, ¿no te parece?

Importancia agua en el café

La combinación de café y agua puede potenciar o neutralizar los matices de tu taza dependiendo de la composición del agua que utilices ya que contiene sustancias, como por ejemplo el calcio, que pueden acentuar su acidez pero que, en determinadas cantidades, también pueden anularla. La calidad, composición y la temperatura del agua influirán en la textura, sabor y hasta olor de tu café, así que muy atento a nuestros consejos, ¡de ello dependerá el sabor de tu taza!

Los elementos importantes del agua en el café

Pero, ¿cómo debe ser el agua que utilicemos para conseguir un buen café? El agua que utilices para preparar tu café deberá reunir varias características, pero no te preocupes, ¡son muy sencillas!

Por una parte, el agua debe ser potable, obviamente, estar libre de impurezas, ser transparente y no contener olores ni sabores extraños, es decir, ser inodora e insípida. Por lo tanto, debe ser un agua limpia y equilibrada para que no afecte al sabor y a las propiedades de tu café.

Además, en el caso del café de cápsulas, es importante utilizar agua para cafetera a la hora de prepararlo dado que se trata de un tipo específico de agua que garantizará el correcto funcionamiento de tu máquina y alargará su vida útil.

Elementos agua en el café

También es importante que compruebes que la dureza del agua sea la adecuada, es decir, que la cantidad que contiene de elementos como calcio o magnesio sea la correcta. Por una parte, si el agua es demasiado dura, pese a que le dará a nuestro café un sabor más intenso, su alto contenido en cal podría dañar nuestra cafetera. Por otra parte, un agua demasiado blanda, aunque no dañará tanto a nuestra máquina, neutralizará el sabor del café que quedará demasiado aguado. Por tanto, se debe apostar por una dureza intermedia que se sitúe en valores entre los 17 y 85 miligramos.

Por otra parte, también se debe evaluar el PH del agua, un valor que indica la acidez y alcalinidad del agua, y que mide la concentración de hidrógeno. Un PH adecuado se sitúa entre 6,5 y 7,5, aunque se dice que la taza ideal se lograría en valores muy próximos al 7, lo que se considera un PH neutro.

El agua perfecta para preparar un café

Aunque no a todos nos gustará la misma agua para preparar un café, sí que es cierto que se ha llegado a un cierto consenso en los requisitos que debe reunir para que la mezcla de agua con café siga manteniendo todo su sabor y textura. . La SCA (Specialty Coffee Association), una de las instituciones internacionales más importantes a nivel mundial del sector del café, recomienda los siguientes baremos para el agua que se utiliza en el café:

  • TDS (compuestos inorgánicos que se encuentran en el agua como sales, metales, etc.) entre 75 y 200 milígramos.
  • Dureza entre 17 y 85 milígramos.
  • PH cercano a 7.
  • Sodio entre 5 y 10 milígramos.
  • Calcio inferior a 30 milígramos.
  • Alcalinidad de 40 milígramos.
  • Sin cloro.

Agua perfecta para preparar café

Pero entonces, ¿puedo utilizar agua del grifo? La respuesta es depende, si el agua que llega a tu casa cumple con los requisitos citados anteriormente puedes utilizarla sin problema, si no, tendrás que tomar tu café con agua mineral o agua filtrada. Consulta la etiqueta del agua embotellada que compres, y comprueba las características que hemos enumerado para asegurarte de que la combinación de agua mineral con café va a ser la correcta. Si por el contrario quieres utilizar el agua del grifo y tienes dudas sobre sus propiedades, puedes contactar con la empresa de aguas local y solicitar información sobre la composición química del agua que llega a tu casa.

Por último, evita preparar el café con agua fría – a no ser que la receta lo especifique así-, si quieres disfrutar de tu taza en toda su esencia. Por eso, nuestras cafeteras Dolce Gusto® arrojan el agua a 90 grados la temperatura ideal para que esta no afecte negativamente al café que llega a tu taza. Calentando el agua a esta temperatura se consigue la acidez exacta y el dulzor más óptimo para que puedas apreciar todos los matices y sabores de cada especialidad, sin que resulte un café aguado. Tampoco debes preocuparte de la cantidad de café por litro de agua pues las cantidades también las calcula tu máquina en base a la intensidad que le marques. ¡Tú solo dedícate a disfrutar!

Café descafeinado con agua: respetando el origen del café

A día de hoy, el agua también juega un papel clave en el proceso de descafeinización del café. En sus orígenes, la extracción de la cafeína del café se realizaba a través de métodos químicos, transformando las cualidades gustativas y olfativas de los granos de café.

Conseguir la descafeinización del café respetando el origen de sus granos y sus características era, sin duda, uno de los grandes retos del sector. Una realidad que cambió con la llegada del café descafeinado con agua.

Todos nuestros cafés descafeinados NESCAFÉ® Dolce Gusto® siguen un proceso ecológico y natural de descafeinización por agua sin utilizar productos químicos, a través del cual conseguimos extraer toda la cafeína del café manteniendo intacto su sabor. Así que, si eres de los que prefiere disfrutar del café descafeinado sin tener que prescindir del aroma y la intensidad del mejor café, ¡esta es, sin duda, tu gama de variedades!

¿Por qué deberías acompañar tu café con agua?

Aunque en España no es muy habitual, sí que es cierto que en otros países de Europa, especialmente en aquellos con una tradición cafetera más arraigada como Italia, Austria o Alemania, suelen servir el café acompañado de un vaso de agua. Esta combinación de café y agua mineral, que en ocasiones también se sirve con agua con gas, forma parte del ritual del café de gran parte del continente europeo, donde no se concibe tomarse un buen café sin tener un vaso de agua al lado.

Existen diferentes historias que tratan de explicar el origen de esta tradición que combina el café con agua. Algunos dicen que la nobleza vienesa veía poco elegante dejar la cucharilla apoyada en el plato, o chuparla, así que pedían un vaso de agua para poder limpiarla sin mancharse ni manchar el resto de la vajilla. Otros en cambio, argumentan que los cafés más lujosos lo impusieron como norma entre sus clientes a finales del siglo XIX, además de ofrecerles la prensa y otras comodidades, con el objetivo de retenerles más tiempo y que así pareciera que el lugar siempre estaba lleno de gente.

Café con agua

Sin embargo, y pese a estas pseudoleyendas, acompañar un café con un buen vaso de agua tiene una explicación lógica. El agua nos puede ayudar a apreciar mejor los sabores del café pues nos limpia la boca para captar en su totalidad todos los matices. Si lo piensas, en cualquier cata el agua es un elemento imprescindible para no perderse entre los diferentes sabores. Así que ya sabes, acompaña tu café NESCAFÉ® Dolce Gusto® con agua y disfruta al 100% de la experiencia cafetera.

Después de hacer este repaso por la importancia de la combinación de agua y café, ¿te has quedado con ganas de saber más peculiaridades del café? Lee nuestro post Diccionario del café: ¿Qué significa el nombre de cada variedad? ¡y conviértete en todo un experto cafetero!