You have reached the website

Las mejores propuestas de maridaje de café

El café es un compañero perfecto para dulces y salados. Sí, salados también. Y es que, aunque no lo creamos, la verdad es que la sal resalta todas las notas, sabores y aromas del café creando una mezcla final realmente sabrosa. ¿Con cuál de nuestras propuestas de maridaje de café te quedas?

Escrito por NESCAFÉ® Dolce Gusto®

maridaje de café

Café con galletas, el clásico de meriendas y desayunos

Seguramente las galletas sean uno de los mejores dulces para acompañar el café. Crujientes, variadas y perfectas para mojar en esta deliciosa bebida, son el aliado ideal para una taza cremosa. Pero ¿cómo sorprender con un dúo tan conocido? Prueba haciendo galletas en forma de cuchara, añadiendo el toque picante de las galletas de jengibre o acompañando tu café con galletas saladas: canapés tartaletas o palitos salados serán una alternativa genial a los dulces para el café. Y sino, prueba de empezar el día con el delicado e intenso sabor de un Lungo NESCAFÉ® Dolce Gusto®, acompañado con unas deliciosas galletas de avellana. Sin duda, ¡te volverás adicto a esta exquisita combinación de sabores!

cafe con galletas

Café y pastel: ¡la clásica sobremesa alemana!

La tradición alemana marca que los domingos de sobremesa se resumen en dos palabras: café y pasteles, en alemán kaffee und kuchen.

Para disfrutar de esta tradición, uno necesita su tiempo, ya que no solo es cuestión de sentarse y disfrutar de esta deliciosa combinación, sino que hay que preparar los pasteles. Y qué mejor que los cupcakes para disfrutar de esta popular costumbre alemana.

Probablemente los cupcakes sean uno de los postres para acompañar el café más popular. Esponjosos y llenos de sabor, ¿qué te parece si los preparamos con café en lugar de chocolate? Sin duda se convertirán en el nuevo must have de tu lista de dulces con café. ¡Prueba de hacerlos con nuestra receta de cupcakes de café!

cafe y pastel

Café y pan: casi tan clásico como el pan con chocolate

Si buscas una versión más ligera, el café con pan puede dar mucho juego: combina perfectamente con dulce y salado y te permite hacer todo tipo de bocadillos para tomar con café. Y no olvidemos todo lo que dan de sí las tostadas: su sabor y el toque crujiente encajan a la perfección y admiten todo tipo de ingredientes, fríos y calientes. Acompáñalas con nuestro clásico Café con Leche, una deliciosa variedad que combina la intensidad del mejor café con toda la intensidad de la leche en una sola c;psula.

cafe y pan

Café y fruta, de la macedonia al desayuno continental

A simple vista el café y las frutas no son una combinación muy apetecible, sin embargo, es muy común degustar un zumo de naranja antes o después de una buena taza de café. Y, aunque fruta y café no sean el matrimonio ideal, existen recetas que lo combinan a la perfección como esta Fondue de chocolate mocha realizada con una cápsula de nuestro elegante y ligero espresso. ¡Pruébala!

café y fruta

Café con verduras, de la taza a la alta cocina

Si lo que nos atrae es probar cosas nuevas, ¿qué mejor que integrar el café en nuestros platos? Esta fue la pregunta que se hizo el chef Paco Roncero quien ha incorporado a su carta platos tan peculiares como las lágrimas de verdura y café, los chipirones confitados o el caldo de verduras tostadas. ¡Haz como él y experimenta en la cocina! Los aromas del café son perfectos para potenciar el sabor de tus recetas. ¡Compruébalo!

café y verduras

Café con queso, una tradición francesa

Suena extraño ¿verdad? Pues tomar el café con queso es una antigua tradición francesa de los barrios trabajadores, que consumían trozos del oloroso queso Maroilles sumergidos en café. Sin embargo, esta costumbre está volviendo a resurgir, debido al interés de los jóvenes franceses por los alimentos regionales y gracias a las tendencias gourmet.

A pesar de ello, no se trata solo de una mera tendencia. Si no que, además, en esta avenida pareja culinaria, el café se encarga de resaltar los intensos sabores del queso a la vez que corta su salinidad y limpia el paladar después de cada mordisco. ¿Te atreves a probarlo?

Si prefieres un queso más suave y tierno, te recomendamos que lo espolvorees con canela y que lo acompañes de nuestro Ristretto Barista, sin duda sus notas cítricas y afrutadas se fusionarán armoniosamente con el sabor del queso y la canela. En cambio, si te gustan los sabores más potentes, prueba con el Gjetost, un queso noruego con sabor acaramelado o el Gouda añejo, perfecto por su textura granulada y el toque justo de sal. Dos elecciones perfectas para saborear junto al carácter ardiente y los potentes aromas tostados de frutos secos y cereales del Ristretto Ardenza, nuestro ristretto más intenso.

café y queso

Ahora que ya sabes que hablar de maridaje de café va más allá de combinar postres y café o de acompañar tu taza de una propuesta dulce, ¿ya sabes con qué maridaje vas a sorprender a tus invitados?